Sfaditele de Castel Mimi

 226.000

Sfaditele: es un símbolo común en el bordado moldavo tradicional. Expresa la posición de dos vecinos pendencieros, representados por espirales, uno frente al otro, que, sin embargo, no pueden existir por separado, rechazándose y atrayéndose el uno al otro.

Disponibilidad: 60 disponibles

SKU: 4841576001819 Categorías: , Etiquetas: , , , ,

Sfaditele de Castel Mimi

Historia del nombre Sfaditele: es un símbolo común en el bordado moldavo tradicional. Expresa la posición de dos vecinos pendencieros, representados por espirales, uno frente al otro, que, sin embargo, no pueden existir por separado, rechazándose y atrayéndose el uno al otro.

Los viñedos y la fábrica están ubicados en la región de CODRU, donde la proximidad del paraíso del Dniéster crea un microclima único y un territorio rico que permite la producción de vinos intensos y aromáticos.

Edición limitada a 14300 botellas.

Uvas: Feteasca Neagra y Rara Neagra, madurado en barricas de roble francés 12 meses.

Color: rubí intenso.

En nariz: noble bouquet aromático dominado por matices de cerezas y grosella negra.

En Paladar: granadas y ciruelas pasas.

Retrogusto: afrutado, subrayado por matices ahumados y taninos especiados.

Maridaje: platos a base de carne de pato o ternera con verduras guisadas.

Temperatura de Servicio: entre 15°C y 18°C.

Contenido Alcohólico: 15%

Contenido Neto: 0,75L

La historia de la elaboración del vino en Moldavia comenzó mucho antes de que Constantin Mimi creara Castel Mimi, hace unos 3000 años. La industria vinícola ha recorrido un largo camino desde entonces y ha visto muchas evoluciones. Nuestra historia vitivinícola comienza con Constantin Mimi, el último gobernador de Besarabia y uno de los enólogos y políticos más prolíficos del siglo XX. Hoy en día, Castel Mimi es una de las principales atracciones turísticas de Moldavia; un verdadero tesoro nacional. Presente en el listado de las 15 bodegas más bellas del mundo; presentan tanto la historia como la arquitectura moderna a los 30.000 visitantes que vienen cada año de más de 80 países de todo el mundo. En Castel Mimi, los visitantes redescubren Moldavia a través de vinos brillantes, deliciosa cocina y tradiciones locales. Es una bodega familiar y los visitantes, tanto jóvenes como mayores, se deleitan con una visita al famoso Castel Mimi.


SU CONSUMO EN EXCESO DAÑA LA SALUD

ESTÁ PROHIBIDA SU VENTA A MENORES DE 20 AÑOS

LO ADVIERTE EL MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA Y BIENESTAR SOCIAL

Marca

Castel Mimi

Cepa

Blend

Marca

Castel Mimi

En Castel Mimi están orgullosos de su posición como una de las principales atracciones turísticas de Moldavia. En el Listado de las bodegas más bellas del mundo, Castel Mimi ocupa la posición número 15, presentan tanto la historia como la arquitectura moderna a los 30.000 visitantes que vienen cada año de más de 80 países de todo el mundo. Los visitantes pueden deleitarse con un recorrido por el único castillo de Moldavia, descubrir nuestro papel único en la historia de la vinificación de Moldavia, aprender cómo mantenemos vivas las tradiciones moldavas en nuestra comida y vino y explorar nuestras impresionantes terrazas y jardines de hojas perennes. Son una bodega familiar y los visitantes, tanto jóvenes como mayores, se deleitarán con una visita al famoso Castel Mimi. La historia de la elaboración del vino en Moldavia comenzó mucho antes de que Constantin Mimi creara Castel Mimi, hace unos 3000 años. La industria vinícola ha recorrido un largo camino desde entonces y ha visto muchas evoluciones. Su historia vitivinícola comienza con Constantin Mimi, el último gobernador de Besarabia y uno de los enólogos y políticos más prolíficos del siglo XX. LA LEYENDA DE CONSTANTIN MIMI Las leyendas están hechas por grandes personas que logran grandes cosas, impulsadas por su pasión y sueños y sin miedo al trabajo duro y la dedicación. Una de estas personas es nuestro creador; Constantin Mimi, enólogo pionero, emblemático y figura pública importante del siglo XX. Dedicó su vida al vino. Aplicando los conocimientos que adquirió en Europa Occidental, Constantin Mimi logró construir el primer castillo en Moldavia. Esto lo llevó a producir grandes vinos y elevar los estándares implementando nuevas tecnologías. Gracias a sus acciones, la industria vitivinícola del país se salvó un par de veces, por lo que hoy Moldavia puede ser uno de los principales productores de vino del mundo. El legado de Constantin Mimi continúa. El castillo, junto con sus recetas secretas y su enfoque trabajador, pasó a las generaciones futuras de enólogos que rinden justicia a su memoria al continuar la producción de vinos de alta calidad, adecuados para cualquier ocasión. Por lo tanto, levante una copa de vino con nosotros para recordar a esta notable personalidad que apoyó el desarrollo de la cultura vitivinícola moldava.
En Castel Mimi están orgullosos de su posición como una de las principales atracciones turísticas de Moldavia. En el Listado de las bodegas más bellas del mundo, Castel Mimi ocupa la posición número 15, presentan tanto la historia como la arquitectura moderna a los 30.000 visitantes que vienen cada año de más de 80 países de todo el mundo. Los visitantes pueden deleitarse con un recorrido por el único castillo de Moldavia, descubrir nuestro papel único en la historia de la vinificación de Moldavia, aprender cómo mantenemos vivas las tradiciones moldavas en nuestra comida y vino y explorar nuestras impresionantes terrazas y jardines de hojas perennes. Son una bodega familiar y los visitantes, tanto jóvenes como mayores, se deleitarán con una visita al famoso Castel Mimi. La historia de la elaboración del vino en Moldavia comenzó mucho antes de que Constantin Mimi creara Castel Mimi, hace unos 3000 años. La industria vinícola ha recorrido un largo camino desde entonces y ha visto muchas evoluciones. Su historia vitivinícola comienza con Constantin Mimi, el último gobernador de Besarabia y uno de los enólogos y políticos más prolíficos del siglo XX. LA LEYENDA DE CONSTANTIN MIMI Las leyendas están hechas por grandes personas que logran grandes cosas, impulsadas por su pasión y sueños y sin miedo al trabajo duro y la dedicación. Una de estas personas es nuestro creador; Constantin Mimi, enólogo pionero, emblemático y figura pública importante del siglo XX. Dedicó su vida al vino. Aplicando los conocimientos que adquirió en Europa Occidental, Constantin Mimi logró construir el primer castillo en Moldavia. Esto lo llevó a producir grandes vinos y elevar los estándares implementando nuevas tecnologías. Gracias a sus acciones, la industria vitivinícola del país se salvó un par de veces, por lo que hoy Moldavia puede ser uno de los principales productores de vino del mundo. El legado de Constantin Mimi continúa. El castillo, junto con sus recetas secretas y su enfoque trabajador, pasó a las generaciones futuras de enólogos que rinden justicia a su memoria al continuar la producción de vinos de alta calidad, adecuados para cualquier ocasión. Por lo tanto, levante una copa de vino con nosotros para recordar a esta notable personalidad que apoyó el desarrollo de la cultura vitivinícola moldava.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Sfaditele de Castel Mimi”
Carrito de compra
Translate »